image

¿Qué paraguas cojo en caso de tormenta?

por Carlos Montero Hace 6 mess
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Las estimaciones macro apuntan a que EE.UU. y otras economías desarrolladas más adelantadas, corren el riesgo de volver a un escenario recesivo en la última parte del 2019. El efecto para los mercados financieros si se cumplen esas expectativas es evidente: Finalizará la tendencia alcista iniciada en 2009 y dejaremos paso a una nueva onda bajista mayor.

Aunque podría parecer pronto aún para preocuparse por una recesión, que de producirse, se aplazaría hasta finales del año que viene, lo cierto es que las bolsas pueden anticipar con bastante antelación una contracción económica. La teoría económica habla de 6 a 12 meses de anticipación, pero ha habido casos en los que la anticipación ha sido mayor a esos 12 meses. Estaríamos hablando que las bolsas podrían entrar ya en las primeras fases de un mercado bajistas en los próximos meses.

Estas etapas tempranas correctivas suelen estar caracterizadas por una elevada volatilidad, y subidas y caídas de fuerte pendiente. ¿Cómo deberían actuar los inversores en este tipo de mercados?

Es famoso el estudio que hizo la web de US News, donde se recopilaron las mejores recomendaciones de los gestores consultados para intentar preservar el capital de las carteras en un escenario de elevada volatilidad. Estas son algunas de esas recomendaciones:

1) Verificar las posiciones de nuestra cartera

Lo primero que debemos hacer es examinar la composición de nuestra cartera. Dependiendo de qué perfil de inversor seamos (de riesgo, moderado o conservador), los porcentajes destinados a los diferentes tipos de activos deben analizarse cuidadosamente. Nuestra cartera debería estar bien diversificada para poder soportar las posibles caídas y prevenir lo más posible la sangría de capital.

2) Concentrarse en la asignación de activos

Como lo hemos mencionado anteriormente, al hacer un análisis exhaustivo de nuestra cartera, podemos equilibrar correctamente los activos para que las caídas de un lado no afecten a nuestro dinero. Si la cartera está dividida entre acciones y bonos, la misma podrá soportar lo que ocurra con la corrección de las Bolsas. De hecho, si además tenemos otras herramientas, como inversiones en real estate, nuestro capital estará aún más protegido.

3) El stop loss nos salvará de mayores pérdidas

Aunque esta estrategia se usa en cualquier momento, es buena idea recordarla y que los inversores la pongan en uso. Siempre es ideal que las ganancias sean mucho mayores un tiempo después de comprar las acciones, pero lo importante en momentos de volatilidad es tratar de perder lo menos posible.

4) Hacer oídos sordos a las predicciones

Nadie puede predecir el futuro, por más experto que uno sea ni se puede tener la certeza de qué es lo que pasará realmente con el mercado. Aunque los analistas hagan recomendaciones de inversiones seguras, lo más importante es lo que hagamos nosotros debido estudio de cuáles serán las opciones que nos parecen más adecuadas.

5) No hacer caso a nuestras emociones

Las emociones son enemigas de las inversiones y ésta es una de las reglas más antiguas dentro del mundo de la Bolsa. Cuando seguimos de cerca lo que ocurre con los mercados y no sentimos la confianza que pusimos en los activos dentro de nuestra cartera, seguramente sentiremos el impulso de salir corriendo. Pero, nuevamente, si hicimos una buena diversificación y sabemos que aunque las caídas sean fuertes nuestra cartera se recuperará, no hay nada que temer.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+