image

Deutsche Bank ¿hasta cuándo?

por Renta 4 Hace 1 semana
Valoración: image4.00
Tu Valoración:
* * * * *

Nuestra idea de la semana pasada de esperar para entrar en Amazon se ha demostrado acertada, ya que la cotización de las acciones del "etailer" global por excelencia no ha podido sustraerse a la oleada bajista que ha sacudido a Wall Street esta última semana, si bien sus caídas han sido relativamente moderadas en comparación con las de otras tecnológicas y con el mercado en general.

No puede decir lo mismo Deutsche Bank, el gigante bancario alemán que desde hace años arrastra una crisis de la que no acaba de salir. Deutsche Bank ha sido el peor valor del Eurostoxx no solo esta última semana, en la que ha caído un 9,7%, sino también el último mes y en lo que va de año. Desde el uno de enero los títulos de Deutsche pierden el 21,2%, siendo así que el Eurostoxx baja "solo" un 5%.

Los motivos de esa caída son variados. Por un lado, Deutsche cerró 2018 con pérdidas y con caídas en todas sus líneas de ingresos, truncando así las expectativas de retornar a beneficios que había alimentado a lo largo del año el CEO del Banco, el inglés John Cryan. Por otro lado, la ampliación de 8.000 millones de euros, hecha en abril de 2017 con un descuento del 35% sobre la cotización de Bolsa, tampoco ha servido para disipar del todo las dudas sobre la solidez del balance de Deutsche. Un balance que está siempre bajo la sombra del elevado volumen de los llamados activos "level 3", es decir, carteras de derivados muy complejos, bastante ilíquidos, y de difícil valoración incluso para los expertos. 

Las caídas en Bolsa de Deutsche Bank han vuelto a alimentar el temor de que un Banco sistémico de la zona euro pueda entrar en situación delicada, con el consiguiente efecto desestabilizador sobre el conjunto de la banca europea. Tal vez la apuesta bajista que ha hecho el famoso gestor Ray Dalio sobre el Dax y sobre una serie de valores españoles e italianos tenga en última instancia algo que ver con los problemas de Deutsche Bank.

Sea como fuere, preferimos no tomar posiciones en Deutsche Bank hasta que no haya mayor claridad sobre su balance.

Imagen


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+