image

Abengoa pone en marcha tres grandes operaciones. Pese al empeño, sus detractores no han podido hundirla

por Moisés Romero Hace 9 mess
Valoración: image3.00
Tu Valoración:
* * * * *

Una gran oleada de papel volvió a sacudir la cotización de Abengoa la última semana del año. Muchos accionistas de la compañía de ingeniería han seguido la pista ¿Ventas obligadas de antiguos grandes tenedores de acciones, ya saben? ¿Movimiento a corto para tratar de suspender la cotización? Semanas antes, una nueva ofensiva mediática promocionada por un despacho de abogados especializado en demandas a empresas en dificultades, desanimó a muchos actores en los mercados a entrar en el capital de la compañía, porque volvieron a mencionar el término suspensión de pagos (concurso de acreedores) del que ya ha salido. Hablo con E. P. uno de los mejores analistas de la Bolsa. "Somo pocos los que seguimos a Abengoa después del batacazo de más del 95% que sufrió el año pasado. Por eso, y porque la compañía ha logrado salir de zonas pantanosas, es cuando hay que seguirla. Estoy seguro que vale mucho más de lo que cotiza", me dice. "Abengoa está metida en una especie de guerra de guerrillas. Pero saldrá viva, superará todos los ataques, incluídos los procedentes de antiguos grandes accionistas y de algún despacho de abogados. Abengoa continúa con el proceso de desapalancamiento, el asunto está destascándose, aunque sospecho que los actuales accionistas tendremos que soportar algunas luchas generadas en el pasado. Abengoa está inmersa en tres grandes procesos, que la dotarán de un gran músculo financiero. La compañía está diciendo: "dejadnos trabajar, que hay valor y más contratos". Está lanzando mensajes claros a unos (acreedores) y a otros (inversores). Los cortos, además, huyen en desbandada. En diciembre se situaron por debajo el 1%", sentencia.

Y aquí los grandes procesos a corto plazo:

Abengoa liquidará deuda al vender su gran obra de México por 500 millones

Abengoa venderá su proyecto estrella, la planta de cogeneración A3T, en México, a la canadiense Algonquin Power & Utilities Corporation o a Atlantica Yield por un importe que rondará los 500 millones de euros. Ambas compañías tienen un derecho preferente para adquirir el activo, en virtud de los respectivos acuerdos que han firmado con la ingeniería sevillana. Algonquin podrá ejercerlo durante la fase de construcción de la instalación, cuya finalización se estima para el tercer trimestre de 2018, mientras que Atlantica podrá hacerlo efectivo una vez inicie su operación.

La desinversión es clave para que Abengoa repague el dinero que inyectaron fondos y bancos para su salvación y cuyos costes pueden alcanzar el 18%. Esta operación se sumará a la venta del 25% de Atlantica Yield a Algonquin que culminará este mes de enero por un importe de 606 millones de dólares (más de 500 millones de euros al cambio actual). Asimismo, antes de que acabe marzo el grupo que preside Gonzalo Urquijo se desprenderá igualmente del 16,5% que conserva en la yieldco. Algonquin tiene un derecho preferente para adquirir este paquete al mismo precio que en la compra del 25% y tendrá que tomar una decisión en las próximas semanas. Con todo ello, el grupo podrá cancelar los casi 1.170 millones que recibió en su rescate.

Abengoa disputa a Acciona un contrato solar en Dubai por 500 millones

Abengoa y Acciona se disputan el contrato para la operación y el mantenimiento de la mayor planta fotovoltaica del mundo, Mohammed bin Rashid Al Maktoum Solar Park (Fase III), en Dubai (Emiratos Árabes Unidos -EAU). El proyecto, para el que ambas empresas se han aliado con grupos chinos, está valorado en alrededor de 600 millones de dólares (unos 500 millones de euros al cambio actual).

Abengoa quiere vender el 16% de Atlántica por 350 millones

Fondos como Brookfield y bcIMC sondean adquirir el paquete que le queda al grupo español en su antigua filial ante la perspectiva de que Algonquin no ejerza la opción de compra que tiene. Fondos como Brookfield y bcIMC sondean adquirir el paquete que le queda al grupo español en su antigua filial ante la perspectiva de que Algonquin no ejerza la opción de compra que tiene.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+