image

¿Hay que preocuparse por las últimas caídas en las Bolsas europeas?

por Ismael de la Cruz Hace 3 semanas
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

¿Hay que preocuparse por las últimas caídas en las Bolsas europeas? ¿Está cambiando algo en el escenario actual? Cuestiones que trataré de abordar a continuación.

Mario Draghi comentó en su momento, concretamente a finales del mes de octubre, que los vencimientos previstos el próximo año en sus bonos son, desde el punto de vista cuantitativo, de cierta intensidad, por lo que el tema de la reinversión seguirá tal y como estaba previsto, es decir, continuar durante un buen tiempo tras terminar el actual programa de compras de deuda y durante el tiempo que sea necesario.

Y es que al Banco Central Europeo le vencen nada más y nada menos que 129.800 millones de euros de activos de deuda en los próximos doce meses, de los que 101.500 millones de euros corresponden a deuda pública de países de la zona euro. La cuestión a tener en cuenta es que la entidad confirma que las reinversiones de los bonos soberanos se realizarán en emisiones de bonos del mismo país, por lo que no se cambia el principio por el que adquiere deuda de cada país en función de su peso en el capital de la entidad. Además, el objetivo es reinvertirlos en el mismo mes de su vencimiento o bien en los dos meses siguientes, según estén las condiciones de liquidez del mercado.

En el artículo que escribí en Expansión esta semana, les comenté que la última encuesta realizada por Bank of America Merrill Lynch entre los gestores de fondos reflejaba que no existen todavía temores preocupantes, de hecho la liquidez de sus carteras ha caído a mínimos de los últimos cuatro años y que las Bolsas mantienen el optimismo en base a una serie de factores:

– Los resultados de las compañías que están batiendo récords.

– La evolución de las economías en general.

– La labor de los Bancos Centrales.

Imagen

Pero el mercado más importante de Europa, Eurostoxx (futuro), ha dado el primer aviso de debilidad al perder hace pocos días la zona de los 3588 puntos. Sí, este nivel de los 3588 puntos no es que fuese un soporte clave que separase el bien del mal, pero en cambio era el primer punto de interés para calibrar cómo están las fuerzas (por si fuera poco venía a coincidir con niveles de sobrecompra), de hecho al perderlo cayó por el momento 73 puntos, cosa que si lo extrapolamos al Dax o al Ibex tenemos caídas más cuantiosas. Aunque aún se encuentra alejado, podría ser interesante vigilar los 3395 puntos como posible opción de compra.

Imagen

El 31 de octubre les comenté lo siguiente:

“La idea es que todo lo que sea mantenerse por encima de los 3390-3395 puntos implica ausencia de cualquier tipo de señal o evidencia de debilidad técnica. Y si miramos hacia arriba, presenta dos niveles de resistencia, uno primero en 3700 puntos y el siguiente que es el verdaderamente fuerte en 3753 puntos, niveles que cumplen en este escenario dos funciones: Por un lado son los dos objetivos de la subida. Por otro lado, podrían frenar la escalada y permitir oxigenación y rebote a la baja de corto plazo”.

Pues bien, el escenario planteado se ha ido cumpliendo:

Al perder 3390-3395 se activó señal de debilidad y hemos asistido a caídas.

Se alcanzó el primer objetivo de subida de 3700.

Una vez alcanzado el objetivo de 3700 permitió oxigenación y rebote a la baja, que por el momento es de 185 puntos.

Para determinar cómo están los mercados, analizar la volatilidad es un primer elemento imprescindible y si nos referimos a Europa el indicador ideal es el VStoxx, un indicador que calibra las expectativas de volatilidad que tiene el mercado basándose en derivados como las opciones sobre el Eurostoxx 50. Se calcula cada cinco segundos a partir de los precios que hay en tiempo real en las demandas y ofertas del primer y segundo vencimiento de las opciones sobre el Eurostoxx 50.

Todo lo que sea estar este indicador VStoxx por debajo de 20 es favorable para las Bolsas del Viejo Continente. Viene de marcar recientemente mínimos históricos y en los últimos días comenzó a subir, llegando incluso a 16 ayer, pero aún alejado de 20.

Imagen

Un segundo elemento interesante a considerar es el sentimiento inversor que viene determinado por el tema de las opciones financieras. Si este indicador se encuentra por debajo de 1 indica sentimiento optimista y alcista, el caso contrario sería si supera la unidad.

Imagen

El tercer elemento, y al tratarse de Europa y de Eurostoxx es más importante aún si cabe, son los bancos y para ello el índice sectorial bancario europeo es la clave. Pueden observar cómo la tendencia principal es alcista y que al perder el canal ascendente el pasado mes de agosto fue capaz de no caer, quedándose desde entonces lateral.

Lo que es obvio es que la tendencia principal se mantiene alcista en las Bolsas europeas, no hay nada especialmente peligroso en el camino como para estrellarnos y los inversores consideran los recortes como oportunidades para reengancharse a la renta variable. Sí, tenemos el tema de Cataluña y las tensiones USA-Corea del Norte, pero si las Bolsas han sido inmunes hasta la fecha, por qué tendría que cambiar ahora las cosas, mucho tendrían que empeorar para que ello sucediera. Y encima, las Bolsas europeas están más baratas que las norteamericanas.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+