image

"Si eres un inversor y tienes un coeficiente intelectual de 150, vende 30 puntos a otra persona"

por Carlos Montero Hace 2 semanas
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

“Tiempos de tribulación los que estamos viviendo”, me comentaba el otro día un amigo “falta inteligencia, y eso que la inteligencia es el bien mejor distribuido de la historia, todo el mundo cree tener la suficiente”, añadía.

Aunque mi amigo al referirse a la “inteligencia” lo hacía en otro plano, también puede aplicarse su afirmación al mundo financiero, que es lo que a mí me ocupa. Veamos algunas citas:

“Si eres un inversor y tienes un coeficiente intelectual de 150, vende 30 puntos a otra persona. Usted necesitará más una estabilidad emocional y una paz interior para tomar sus decisiones”, Warren Buffet.

“Si crees que tienes un coeficiente intelectual de 160 pero en realidad es de 150, es un desastre. Es mucho mejor tener un coeficiente intelectual de 130, y pensar que es de 120", Charlie Munger.

Buffet y Munger están hablando de inteligencia aplicada a la toma de decisiones de inversión, aunque podría extenderse al conjunto de los ámbitos humanos. Aunque la inteligencia es importante, ponen en valor también la humildad, y la capacidad para hacer frente a los altibajos de los mercados. “Tal vez lo que necesitan los inversores no es tanto poder intelectual, como habilidades de pensamiento crítico”, afirma Heather A. Butler en Scientific American.

El pensamiento crítico es una serie de habilidades cognitivas que nos permiten pensar racionalmente en un ambiente orientado a pensamientos condicionados, así como una disposición a usar esas habilidades cuando sea apropiado.

El pensamiento crítico significa superar todo tipo de sesgos cognitivos, afirma Tadas Viskanta, como el sesgo de confirmación, de retrospección. Añade:

La capacidad de superar los sesgos cognitivos, incluida nuestra propia ceguera de sesgo, es una clave para manejar el estrés y las tensiones de la inversión. Lo bueno para los inversores es que pueden cultivar sus habilidades cognitivas. Mientras que el C.I. está en gran medida fuera del alcance de la formación.

¿Es mejor ser un pensador crítico o ser inteligente? Mis últimas investigaciones enfrentaron el pensamiento crítico y la inteligencia para ver cuál estaba asociado con menos eventos negativos en la vida. Las personas que tenían una fuerte inteligencia experimentaron pocos eventos negativos, pero los pensadores críticos lo hicieron mejor.

Por lo tanto, aunque es positivo tener la mayor capacidad intelectual posible, cuando se trata de los mercados financieros, una mentalidad con pensamiento crítico puede ser preferible. Porque al final los inversores que experimentan “menos sucesos negativos”, suelen hacerlo mejor.

Lo dicho, estas cualidades financieras del pensamiento crítico pueden extenderse a otros ámbitos de la vida, lo cual ahora sería muy necesario.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+