image

Tres razones por la que la corrección se producirá a finales de verano o principios de otoño

por Carlos Montero Hace 4 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

Lo sé, lo sé, los analistas llevamos prediciendo una corrección en el mercado de valores desde hace meses, algunos desde hace años. Soy consciente también que los indicadores de renta variable, sobre todo el de EE.UU., no ha hecho más que subir en todo este tiempo, alcanzando récord histórico, tras récord histórico. Asumo mi parte de culpa. Ahora bien, también es cierto que los indicadores adelantados están mostrando señales de techo de mercado desde hace ya bastante tiempo, y ¿qué podemos hacer? ¿Las ignoramos? A riesgo de equivocarse, como está sucediendo, creo que la postura más honesta es seguir hablando de ellas.

Howard Gold, columnista de MarketWatch y fundador de GoldenEgg Investing, se une a la corriente de analistas “predictores del fin de la tendencia alcista”, y detalla tres motivos por los que las bolsas harán techo a finales de verano o principios de otoño. Veamos cuáles son:

1. El Dow Jones de Transporte está divergiendo del Dow Jones de Industriales.

El Dow Jones de Transportes está casi un 6% por debajo de sus máximos históricos alcanzados a mediados de julio, mientras que el Dow Jones de Industriales sigue haciendo máximos. Estas divergencias en el pasado anticiparon correcciones del conjunto del mercado de valores.

2. Las ganancias corporativas no están dando el mismo impulso alcista a las acciones que en el pasado.

Los beneficios empresariales en el segundo trimestre del año de las compañías estadounidenses están siendo muy buenos. El 73% de las compañías que forma en S&P 500 han superado las previsiones. El crecimiento promedio del beneficio por acción se sitúa cerca del 10%.

Sin embargo, por primera vez en 17 años las cotizaciones de estas compañías no están recogiendo esta mejora de estimaciones al alza. Esto sugiere que el incremento de los beneficios empresariales ya está en los precios de muchas acciones, y han perdido parte de su poder para mover los mercados a cotas más elevadas.

3. Washington se enfrenta a un gran estancamiento.

Cualquiera que pensara que el control republicado de la Casa Blanca y las dos cámaras del Congreso acabarían con el estancamiento de Washington se equivoca. Esto se ha puesto de manifiesto en la eliminación del Obamacare, y amenaza con extenderse a la multitud de medidas que se tienen que aprobar en el Congreso a principios de otoño.

El Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha advertido que el techo de deuda del gobierno debe aumentarse antes del 29 de septiembre, o sino, el gobierno de los EE.UU. no podrá pagar sus cuentas. Muchos republicanos se están oponiendo a este aumento del techo de deuda.

El Congreso también debe establecer un nuevo presupuesto para el 1 de octubre, y su aprobación, a día de hoy, es igual de complicada.

Estos son los tres argumentos que da Howard Gold para esperar el inicio de una corrección importante en la bolsa estadounidense, que se extenderá al resto de las bolsas occidentales, a finales de verano o principios de otoño. Veremos.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+