image

¿Gestión Activa o Gestión Pasiva?

por El Blog de RWB Hace 4 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

¿Gestión Activa o Gestión Pasiva?

Quizá sea una de los principales debates de los últimos meses en la industria de fondos de inversión en España, la elección de una Gestión Activa o una Gestión Pasiva ¿Cuál es mejor? ¿En qué se diferencian? ¿Cuál me conviene? En este artículo intentaremos aportar algo de luz a ambas estrategias para que el lector pueda sacar sus propias conclusiones.

Para comenzar, ¿En qué se basan?

La Gestión Activa se trata de un estilo de inversión mediante el cual los gestores de fondos compran y venden activos financieros activamente. Se trata de analizar compañías conforme a un estilo determinado de gestión (Value, Growth, Bottom Up, Top Down, etc.) de manera activa y continua.

En cambio la Gestión Pasiva se basa en la indexación¿Y esto qué es? Esto no es más que posicionarse en un índice, invertir en los índices de referencia. La Gestión Pasiva replica el comportamiento de los índices o mercados y parte de la base de que no es posible batir consistentemente al mercado.

La Gestión Pasiva parte de la hipótesis de eficiencia fuerte de mercados, mediante la cual los precios recogen toda la información histórica, pública, presente y privilegiada. Por ello, no tiene sentido ni el análisis técnico, ni el fundamental, ni el trading. En resumen, no existe estrategia de inversión que pueda batir recurrentemente al mercado.

Imagen

 

¿Y cuál es la solución? Invertir en el mercado. Indexación.

Son muchos los inversores, analistas y banqueros que defienden una u otra, pero la razón es que no existe un método de inversión reconocido universalmente como “el mejor” ni un estilo que obtenga recurrentemente rentabilidades positivas para el partícipe.

La gran mayoría de los fondos que se distribuyen en España son de Gestión Activa. Como podemos suponer, un fondo que asume los gastos de gestión, de equipo, de liquidación de valores, depósitos, custodia etc. tendrá unos costes mayores que un fondo que replica un índice.

La ventaja de los fondos de Gestión Pasiva es su bajo coste (TER – Total Expense Ratio)

No es lo mismo (en términos de coste) replicar el comportamiento de 35 valores del IBEX que pagar a un equipo de 10 analistas para que analicen, viajen y visiten a las compañías cotizadas en España y gestionen activamente un fondo de renta variable española (IBEX, Continuo y MAB)

Sobre los resultados,  como todo en la vida, depende. Depende del fondo seleccionado, depende de su exposición a determinados sectores, del know – how de los gestores, del timing y de la capacidad analítica así como de la trayectoria profesional de estos.

Muchos de los defensores de la Gestión Pasiva (con Bogle y Vanguard a la cabeza) explican que los bajos costes compensan el estar invertidos a largo plazo en un índice. Que podrá obtener rentabilidades positivas o negativas pero siempre baratas, sabiendo que ninguna otra gestión podrá batirles.

Sin embargo, los defensores de la Gestión Activa (resto de los mortales) explican que los costes de los fondos tienen su explicación en un análisis recurrente y exhaustivo bajo un estilo de inversión continuado. Por ejemplo durante la crisis de Lehman Brothers, los fondos de GP debieron mantener el peso en el sector financiero inalterado acorde a lo que marcaba el índice. Sin embargo, los fondos de GA pudieron reducir dicho sector a 0% debido al riesgo bancario existente.

Por el contrario, si nos encontramos a las puertas de una fase de ciclo alcista los gestores activos podrán sobreponderar sectores agresivos como banca, industria, construcción suponiendo que dichos sectores subirán a medio plazo. Sin embargo los fondos pasivos mantendrán la exposición del índice.

Por tanto, ¿cual es mejor?

Esto dependerá del estilo de inversión que sigamos así como de nuestra capacidad analítica. Si tenemos los suficientes conocimientos para analizar y seleccionar fondos en base a diferentes ratios y perfomance podemos encontrar fondos que baten a los índices con recurrencia. Obviamente nada es válido de por vida. Pero si buscamos una gestión más cómoda, barata y sin complicaciones, la Gestión Pasiva será nuestra aliada. También se trata de un buen recurso en aquellos países donde no se conocen las compañías y la cobertura de información es menor, como emergentes, mercados frontera etc.

Como aspecto negativo de la GP ya no sólo es la infraponderación o sobreponderación de los diferentes sectores en función del timing y las expectativas del mercado, sino que el número de fondos disponibles en este campo son menores que los de GA.

Cuidado con los falsos pasivos…

También sucede que muchos de los fondos activos que conocemos son realmente falsos pasivos, muy baja rotación de la cartera, pesos y activos muy similares a los de su índice pero eso sí, comisiones de gestión propias de un fondo activo cuando la gestión es más bien pasiva. 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+