image

Situación actual de los chicharros del mercado continuo español cap.5

por Andres Linares Hace 6 mess
Valoración: image0.00
Tu Valoración:
* * * * *

En éste último capítulo chicharril analizaré Adolfo Domínguez, Grupo San José, Dogi, Reno de Medici y el valor del Ibex35 que se comporta últimamente como uno de los mayores chicharros como es Banco Popular.

Adolfo Domínguez, empresa con una capitalización de 57 millones de euros ha doblado su precio en bolsa en el último mes y ha sido el chicharro que mejor comportamiento ha tenido en las últimas semanas.
Esta empresa textil ha tenido muchos problemas en los últimos tiempos y ha visto como sus ventas y resultados se han ido reduciendo año tras año y en los primeros nueve meses del 2016 ha reflejado unas pérdidas de 12 millones de euros que son una cantidad muy importante para su tamaño.
Sin embargo los especuladores han entrado en el valor y en los últimos tres dias han triplicado su volumen medio de contratación y la han subido un 30% hasta los 6,22 euros.
Al igual que ha subido bajará sin duda, los indicadores están en sobrecompra y la empresa a pesar de anunciar que quiere hacer una reestructuración para volver a la senda de los beneficios, lo va a tener muy complicado. Yo no tocaría para nada a estas alturas el valor.

Que decir del Grupo San José, una constructora que hace pocos meses estaba por debajo del euro y que capitalizaba apenas 60 millones de euros y que en el momento actual sus acciones tienen un valor de 3,63 euros y una capitalización de 235 millones.
En las últimas semanas el valor se ha mantenido sobre la zona de 3-3,70 euros, la empresa tiene una deuda muy elevada como todo el sector constructor, pero hay un proyecto esperando a ser aprobado y del que San José es el máximo interesado y es el de Chamartín, proyecto que está ya en vias de solucionarse por las autoridades madrileñas y que puede dar un empujón al valor para poder sobrepasar los 4 euros. 
Grupo San José es un valor interesante sin duda, pero con el que tenemos que andar con mucho cuidado.

Dogi es una empresa textil que salió de un concurso de acreedores no hace mucho tiempo y que desde entonces ha experimentado una revalorización muy importante en la cotización de sus acciones.
La empresa tiene una capitalización de 300 millones de euros y hace apenas 5 meses su cotización estaba alrededor de un euro, con lo que en estos meses ha cuadriplicado su valor. La compañía ha decidido crecer a base de compras de otras pequeñas empresas textiles y está vendiendo sus productos a grandes compañías del sector. Es probable que valores de un euro no vayan a verse más en estas acciones, su cotización lleva bastantes sesiones estabilizada sobre los 4 euros y puede pasar pronto a un siguiente rango. 

Reno de Medici es una compañía con un escaso free float en la bolsa española y maneja un escaso volumen de contratación. Salvo momentos muy puntuales su cotización apenas se mueve y se corre el peligro de quedarse pillado en el valor. Yo no tocaría para nada Reno de Medici, pero si se quiere especular con el habrá que ajustar mucho su operativa. Repito valor muy peligroso.

Y el último valor del que voy a opinar en éste artículo no es un chicharro propiamente dicho pero se está comportando desde hace tiempo como ellos y es el Banco Popular.

Este banco está teniendo una evolución muy negativa desde hace mucho tiempo y noticia tras noticia todas son negativas. Empezó con un anuncio de una ampliación de capital muy dilutiva para el accionista que llevó la acción de los más de 2 euros a la mitad, después anuncio de despidos de trabajadores, claúsulas suelo, rebajas de calificación de deuda por las agencias, precios objetivos por debajo del euro...
La empresa parece que no levanta cabeza, las posiciones cortas en el valor alcanzan porcentajes muy altos nunca vistos y todo el mundo está pendiente del nombramiento del nuevo presidente el 20 de Febrero.
Nadie sabe el plan que tiene el presidente para Banco Popular, si venderá activos de la compañía, si creará la sociedad que aglutine su negocio inmobiliario, si lo absorverá otra entidad o si hará una nueva e impopular ampliación de capital.
Habrá que estar atentos a los anuncios que vaya haciendo su presidente y mientras tanto no tocar para nada el valor.
Aquí ya termino este artículo de varios chicharros en el que he querido analizar y dar mi opinión de algunos valores pero con el que no quiero influir en vuestras decisiones de inversión.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+