image

VALOR vs PRECIO

Compra por lo que vale, no por lo que cuesta
por Toño García Hace 1 mes
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

Pasados los Reyes Magos o época de regalos, llegan las rebajas. Y aquí, más que nunca, es cuando se debe comprar algo por lo que vale, no por lo que cuesta. Los productos que se ponen a la venta en rebajas, no es una venta a saldos que es aquella en la que los productos están deteriorados. Es una venta de productos a mejor precio, así de simple. En los Mercados Financieros, la situación no es muy diferente.

El precio de un producto es la cantidad de dinero que se paga por su adquisición. Por el contrario, el valor de un producto es el beneficio o utilidad que se obtiene por su adquisición. Precio y valor, paradójicamente, son indirectamente proporcionales. Por poner un simple ejemplo: el agua es más valiosa que los diamantes, pero inmensamente más barata.

Por lo anterior y aplicado a la vida cotidiana, no debemos de confundir valor con precio. Y mucho menos si de los Mercados Financieros se trata porque llegamos a confundir, con mucha más frecuencia de lo que pensamos, y a no distinguir una acción cara de una barata debido a que atendemos únicamente a su precio.

Si una acción cotiza por debajo de un euro ¿está barata o cara? Si una acción cotiza por encima de 1000 euros ¿está cara o barata? Pues en los dos casos la respuesta es la misma: depende. Pero ¿de qué depende? Pues de su valor, lógicamente.

El que una acción cotice por debajo de un euro, aunque aparentemente se mire como barata, suele ser un indicador de que la compañía está pasando por algún apuro en su balance de resultados e inversiones realizadas. Como consecuencia, ha perdido valor  para el Mercado y se refleja directamente en el precio de su cotización. Este tipo de acciones son las preferidas para realizar trading porque con una variación de céntimos provoca altos porcentajes de ganancias o pérdidas. Para minimizar ese impacto en su cotización, lo hacen con tres decimales.

Por otro lado, estas empresas, cuyas acciones valen menos de un euro, suelen tener una volatilidad muy alta debido, entre otras cosas, a que el volumen que negocian diariamente suele ser muy bajo. Esto se traduce en que con poco dinero invertido se pueden producir grandes oscilaciones provocando que estén en manos de los especuladores más puros.

Resumiendo: El precio de una acción es el resultado de la transacción de una compraventa. El valor de una empresa está en función de la aplicación de su negocio. Cuando un inversor paga por una acción un precio superior al de cotización, ese precio que está dispuesto a desembolsar, está por encima del valor de Mercado. Por tanto, no cometamos los errores típicos de los inversores noveles que suelen errar, por principiantes, al confundir el precio de un activo con su verdadero valor.

PD. En el momento de la publicación de esta entrada, la acción de mayor precio en el Mercado Continuo es AENA y la de menor URBAS.

Toño García

@ToGarMos

 


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+