image

La clave del éxito, el enfoque valor con crecimiento a medio/largo plazo

por Carlos Moreno Hace 5 mess
Valoración: image5.00
Tu Valoración:
* * * * *

 

“Durante más de cincuenta años invirtiendo en valor en Wall Street nuestra familia jamás compró un negocio que pensáramos que no iba a crecer” Cristopher C. Davis

 Imagen

Para conseguir unas mayores rentabilidades a medio y largo plazo debemos conceder especial importancia a la valoración a la que se encuentren nuestras acciones, pero siempre partiendo de la base de que el aspecto fundamental para conseguir rentabilidad en los negocios que compremos es el crecimiento.Sin crecimiento no hay rentabilidad por muy buena que sea la valoración de una empresa. De especial importancia será el tratar de entrar en negocios excelentes a valoraciones  apropiadas, más que a precios de ganga en empresas mediocres. Las empresas excelentes nos darán una posibilidad de participar en un gran negocio a más largo plazo que los segundos, aunque no olvidemos que encontrar algo a precio de ganga aunque no sea tan brillante será también una inversión sobresaliente en muchos casos aunque seguramente no la mantengamos durante tantos años.

 

En el mercado y en la industria de fondos siempre se hace una distinción muy grande entre:

  • Empresas value, entendiendo por una empresa value una empresa más estable en un sector más maduro y con mayores barreras de entrada (alimentación, bebidas, medicina…) estas empresas suelen destinar un porcentaje mayor de sus beneficios a dividendos debido a que existe un menor potencial de crecimiento, pero también en muchos casos con una mayor recurrencia en sus beneficios. Lo que se busca es encontrar la diferencia entre el precio y el valor intrínseco del negocio, el inversor buscará encontrar empresas donde exista un amplio margen de diferencia entre el precio y el valor real del negocio que se conoce como margen de seguridad, cuando este es suficientemente grande es el colchón de tranquilidad que le da al inversor para que si sus valoraciones han sido apropiadas en el largo plazo tienda a ajustarse ese margen de seguridad hasta que el precio se ajuste al valor intrínseco del negocio.
  • Las empresas growth por su parte son aquellas que se encuentra en pleno proceso de expansión y que se piensa que van a crecer en los próximos años, el problema es que se encuentran en entornos mucho más inciertos y con una competencia que suele ser mucho mayor, estas empresas destinaran una parte mucho menor en dividendos ya que suelen reinvertir ese dinero en el propio proceso de expansión o en la adquisición de otras empresas del sector que también estén en crecimiento para irlas integrando dentro de su estructura. Operan en sectores donde hay menores barreras de entrada lo que implica muchas veces que haya más incertidumbre y volatilidad en sus negocios, las típicas empresas a las que se suele asociar con empresas growth son las empresas de tecnologías.

A la hora de hacer esta distinción se suele asociar el que las empresas value suelen ser menos volátiles en términos generales al pertenecer a sectores más defensivos y ser sus negocios más sólidos y recurrentes por lo que el riesgo que se percibe suele ser menor aunque también puede existir menor potencial de crecimiento en algunos casos, las empresas value suelen cotizar a unos ratios de valoración que suelen ser inferiores como veremos a continuación y pagar unos mayores porcentajes de sus beneficios a los accionistas en forma de dividendos como hemos dicho.

 

El experto en gestión cuantitativa, gestión de carteras e inversor James P. O´Shanghnessy ha analizado multitud de estrategias de inversión en los últimos cincuenta años y ha establecido diferentes tipos de estrategias que baten a los índices de manera recurrente. En un análisis realizado sobre la bolsa americana que abarca desde 1964 hasta 2009 se ha podido constatar que el conjunto total de acciones del mercado obtuvieron una rentabilidad del 11,2%, pero de todas las estrategias analizadas las más rentables fueron aquellas estrategias que estaban basadas en distintos enfoques valor. Siendo la estrategia denominada como Value Factor 3 que combina las seis siguientes variables  (Precio/Valor Contable, Per, Precio/Ventas, Ebitda/EV, Precio/Cash Flow y Recompra de Acciones) como la más rentable al conseguir una rentabilidad anualizada de un 17,39% con una menor volatilidad a la de los índices.

 

En nuestro análisis siempre vamos a tender hacia empresas value, pero el aspecto diferenciador es apostar por dichas empresas cuando existe una base solida de certidumbre de que van a tener un crecimiento a medio plazo superior al mercado por lo que se van a juntar los dos factores claves para que una inversión tenga un buen comportamiento, ser adquirida con una valoración apropiada (quizá los momentos de pánico sean los mejores para encontrar excelentes valoraciones), pero intentaremos jamás perder de vista el aspecto que trae el éxito a las inversiones, el crecimiento. Por lo que nuestro enfoque se correspondería con una estrategia de inversión más de crecimiento a un precio razonable o empresas de valor que siempre nos reporten un crecimiento interesante a medio/largo plazo.


Compartir en Facebook Compartir en Tweeter Compartir en Meneame Compartir en Google+